jueves, 28 de noviembre de 2013

Nigeria campeón del Mundo sub-17 (2013)

Celebrado entre el 17 de Octubre y el 8 de Noviembre de 2013 en los Emiratos Árabes Unidos.


Hace algunos días la selección nigeriana sub-17 se proclamó campeón del mundo en el Mundial disputado en los Emiratos Árabes Unidos. Volvió a dejar de manifiesto que ‘las águilas verdes’ son una de las selecciones referentes en los campeonatos de categorías inferiores, no en vano, han conseguido cuatro campeonatos del mundo en las últimas cuatro décadas. África, en lo que a fútbol se refiere, es sinónimo de crecimiento, y más concretamente Nigeria, está pasando por un momento dulce. Campeón de la última Copa de África  y clasificado para el próximo Mundial, que será el quinto que dispute en su historia, el balompié nigeriano goza de un gran presente y un más que prometedor futuro, como demostró el conjunto sub-17, dirigido por Manu Garba.

El conjunto nigeriano se ha caracterizado por un poder ofensivo demoledor, así lo muestran sus datos: 26 goles en 7 encuentros. Su fútbol casi no da pie al rival. Tratan de atacar sin piedad y sin tregua, con la portería rival como objetivo permanente y un despliegue físico brutal en cuanto a recorrido. El técnico Garba emplea un pivote puramente defensivo y otro que aporta un gran equilibrio a la medular. Esto contrarresta la brutal presencia en ataque de los carrileros, que se incorporan de manera continua. Nigeria da  una relevancia superlativa a sus laterales en sus ofensivas, pero también tiene un potente juego interior, que los jugadores que actúan en banda son “falsos” extremos, que en realidad ejercen todo su peso por dentro, detrás del punta. A continuación nos detenemos en analizar de manera individual al equipo dominador y campeón del mundo del Mundial sub-17.

UNO A UNO
Formación habitual de Nigeria U17


Dele Alampasu (24/12/1996)

Ha demostrado ser uno de los guardametas más fiables del torneo. Con gran agilidad de movimientos, es muy seguro bajo palos, sobre todo en cuanto a reflejos y velocidad de reacción se refiere. Decidido en las salidas, se muestra acertado y rápido cuando tiene que abandonar su portería. Domina el juego por alto, aunque opta por el despeje más que por atrapar la pelota. Le cuesta blocar de primeras, esto hace que genere numerosos rechaces. Importante déficit en el juego con los pies, muestra un golpeo muy dubitativo con su pierna zurda. Ha dejado alguna que otra parada extraordinaria mezcla de reflejos y agilidad.

Musa Muhammed (31/10/1996)

Lateral derecho que también puede desenvolverse como defensa central. Capitán y una de las claras referencias del equipo. Desde su posición es capaz de ser muy protagonista en el trayecto del juego. Con gran fortaleza física, fuerte y rocoso, sus incorporaciones al ataque son permanentes. Intenta perder la posición en pocas ocasiones, para lo que le ayuda su buena velocidad a la hora de volver. Muy seguro en todo lo que hace. Una vez que se marcha a posiciones ofensivas posee una poderosísima arrancada, control de balón correcto, intentando a veces cosas más compleja para las que no está capacitado técnicamente, y un centro al área irregular, mejor a ras de césped que por alto. Expeditivo y guerrero. No duda en ir con todo al cruce. Va muy bien de cabeza. Ha sorprendido con un golpeo sutil en algún libre directo.

Zaharaddeen Bello (21/12/1997)

Madurez y solidez impropia de un niño de 15 años. Bello es defensor central que se muestra atentísimo en las coberturas a los laterales. Actúa de ‘cortafuegos’, ya que va muy bien al cruce. Muy pegajoso en el cuerpo a cuerpo, se desplaza con frecuencia de su posición para agobiar al delantero y suele salir vencedor en el uno contra uno. Limitado en cuanto a capacidad técnica, no es apto para colaborar en una salida limpia desde atrás.


Aliyu Abubakar (15/6/1996)

Defensa central diestro, de formidables condiciones físicas. Espigado, fornido y potente. Su tarea es mucho más posicional que la de Bello, por eso se compenetran a la perfección. Posee más dotes de mando que él, erigiéndose por momentos en el jefe de la zaga. Firme, de pocos errores y mínimas complicaciones con balón. Férreo en la marca y notable al cruce. Sabe emplear muy bien su corpulencia para incomodar y anteponerse al delantero. Algo lento de movimientos, aunque lo suele suplir con muy buena colocación.

Samuel Okon (15/12/1996)

Lateral izquierdo, con condiciones de auténtico carrilero por su enorme recorrido. De planta física considerable y extraordinaria vocación ofensiva. Sus continuas galopadas al ataque empujan al “falso” extremo al carril central y hacen que uno de los centrales tenga que realizarle coberturas con frecuencia en fase defensiva. En estático es un jugador difícil de superar. Muy profundo en sus subidas, con fuerza y velocidad. Buen manejo de balón, no se le funden las luces una vez que llega al ataque, y si lo ve claro no duda en intentar finalizar la jugada, ya sea combinando y adentrándose en el área o pegándole a portería desde lejos.

Akinjide Idowu (9/9/1996)

Es quizás el jugador clave en el esquema nigeriano. La pieza que permite que el combinado africano ataque con numerosos efectivos. Auténtico “perro de presa”. Se trata de un mediocentro de puro carácter defensivo, que no destaca por su altura ni tampoco por su fortalez, pero que sin embargo basa gran parte de su juego en el físico. Pasa muchos tramos de partidos en la última línea, por lo que a veces parece un defensor más. Continuas ayudas y coberturas que otorgan un gran oxígeno al equipo y permiten la superlativa ofensividad de sus laterales. No se ahorra ningún esfuerzo. Su área de influencia rara vez alcanza el círculo central. Sabe leer muy bien la jugada, así como elegir el momento en el que anteponerse para cubrir huecos. Se convierte en el escudero perfecto de la zaga. Es correoso y pegajoso, hasta el límite de cansar al rival. Resulta muy difícil librarse de él en el uno contra uno. Su función con balón es ínfima, limitándose a intentar complicarse lo menos posible y no perderla en zonas de peligro. A veces es algo bruto en sus entradas cuando va al suelo.

Chidiebere Nwakali (26/12/1996)

Es el mediocentro de mayor equilibrio del combinado nigeriano. Su cometido principal consiste en destruir el juego rival y ayudar en la presión, pero lo hace más adelantado que su compañero Idowu, de manera más comedida y sin perder de vista la idea de incorporarse a posiciones ofensivas. Correcto con balón, no le quema el esférico en los pies, incluso no es raro verle incorporarse y combinar con los interiores y hombres de ataque. En ocasiones se precipita una vez que se asoma por posiciones ofensivas, decantándose con demasiada premura por el disparo a portería.

Abdullahi Alfa (29/7/1996)

La faceta más creativa en la medular recae sobre él, aunque ante la falta de compañeros con los que combinar en la zona ancha, recurre con frecuencia a adelantar su posición y asociarse con los interiores. Pequeñito, hábil,  de buen manejo de balón y visión de juego, tiene condiciones para ser el organizador de los ataques, conectando con los hombres más adelantados,  aunque tiende a desaparecer de los partidos y ser excesivamente irregular.

Musa Yahaya (16/12/1997)

Interior diestro que sin embargo se desenvuelve escorado ligeramente hacia la izquierda, en ocasiones actuando como “falso” extremo, aunque no tarda en buscar el carril central. De esta manera, su influencia en el juego por dentro es total. Sus movimientos algo desgarbados pueden hacer pensar que es más alto de lo que en realidad es y que tiene poca coordinación de movimientos, pero no es así. De técnica muy depurada, posee gran precisión con el balón en espacios reducidos, con un excelente regate y gran utilización de quiebros y amagos. Desequilibrante. Busca siempre al defensor, donde tiene recursos para desbordar por potencia, velocidad y habilidad. Con salida tanto por dentro como por fuera en el dribling. Le gusta trazar diagonales en las que conduce, combina y finaliza, mostrándose brillante en la conducción. También destaca su visión de juego y capacidad para asistir. Comprometido en las ayudas defensivas.

Kelechi Iheanacho (3/10/1996)

El balón de oro del torneo lo ha acreditado como el mejor jugador. Mediapunta zurdo que suele partir desde la derecha, aunque su posición original es por detrás del punta. Excelente visión de juego y capacidad de pase, no pierde nunca de vista al delantero, con la idea de dejarle en la mejor posición posible frente al portero, especialmente colocando asistencias a la espalda del defensor. Con mucha clase en su pierna izquierda, posee un talento descomunal en el manejo de la pelota, sumando un punto de sutileza en el toque que embellece sus acciones. Calidad para armar los ataques con precisión. Es muy difícil arrebatarle el balón. Aunque en ocasiones tiende a precipitarse en el disparo desde lejos, a la hora de finalizar tiene una gran maestría y serenidad, lo que le hace ser un atacante muy goleador.


Taiwo Awoniyi (12/8/1997)

Delantero centro diestro. Participa bastante en el juego, no es un mero finalizador. Con bastante criterio con la pelota en los pies, muestra un manejo realmente depurado. Notable en los apoyos y descargas, con gran juego de espaldas, ahí la protege muy bien y es difícil robársela. Con continua movilidad, lleva a cabo interesantísimos desmarques al espacio –no muy largos-, buscando la espalda del defensor. Nada lento ni en carrera ni en la ejecución de movimientos. Llega en muchas ocasiones una décima de segundo antes que el defensor para tocar sutilmente la pelota y llevársela en carrera. Posee un quiebro en seco muy efectivo. Magistral en la definición, con gran calidad para resolver en el uno contra  uno ante el portero, donde se muestra muy frío, ajustando mucho el disparo, buscando el palo largo del portero.

Otros jugadores interesantes:

-Chidera Ezeh (2/10/1997)

Ha sido uno de los cambios habituales, para entrar desde el banquillo. Interior diestro que puede jugar tanto escorado por la derecha como por el centro. Espigado, delgado, fibroso y de piernas muy largas. Debe ganar en masa muscular. Muy rápido. Con escaso y débil bagaje en fase defensiva. Muy buena capacidad técnica y gran llegada desde segunda línea, buscando pisar el área contraria de manera frecuente. Su juego tiene que ganar en intensidad.

-Isaac Success (7/1/1996)

Iba camino de ser la referencia ofensiva de Nigeria en este Mundial, pero una lesión en el segundo partido le dejó sin disputar el resto del campeonato. Aún así, le dio tiempo a demostrar movilidad, buena habilidad en el cuerpo a cuerpo y un olfato de gol que le hicieron anotar dos goles en apenas 120 minutos. Esto le ha posibilitado ser el primero de esta prometedora generación en llegar a Europa, enrolándose en las filas del Udinese.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Paul-Georges Ntep

La factoría gala no se detiene. Si la selección absoluta lleva años sin conseguir el brillo que debiera por jugadores y prestigio, los escalafones inferiores son la cara radicalmente opuesta, y nos siguen dejando claro que Francia es uno de los países que más y mejor trabaja su cantera. El último gran éxito lo pudimos ver este mismo verano, cuando la selección ‘blue’ sub-20 se coronó como campeón del mundo en el Mundial celebrado en Turquía. Los Digne, Umtiti, Kondogbia o Pogba son ya toda una realidad pese a su lozanía, que amamantan no solo a los principales clubes nacionales, sino cada día nutren al resto de campeonatos grandes de una notable presencia francesa. El vivero es abundante y también se extiende al segundo nivel del fútbol franco. Si hace unos días hablábamos de Wylan Ciprien, el emergente talento del Lens, hoy lo hacemos de Paul-Georges Ntep de Madiba, 21 años, (29 de Julio de 1992, Douala, Camerún), el jugador de más futuro del Auxerre.

Aunque Camerún fue el país que le vio nacer, Paul-Georges se desplazó a Francia con tan solo 8 años. Allí se instaló en casa de su tía, y comenzó a jugar al fútbol en el modesto Ris EE.UU. En 2005 realizó pruebas para varios clubes, entre ellos le llegó su primera toma de contacto con el Auxerre, pero no convenció lo suficiente como para quedarse. Por entonces militaba en el FC Draveil, más tarde se marchó al ES Viry-Châtillon, estuvo otra temporada en el ESA Linas Montlhery y se enroló en las filas del CS Brétigny Fútbol. Aquí, en 2009, se volvió a presentar el Auxerre. Esta vez para no dejarle marchar. Le firmó un contrato para incorporarlo a su escuela de jóvenes talentos de cara a la campaña 2009-2010, y a la mitad de la misma ya estaba compitiendo en el equipo reservas del Auxerre. La proyección empezaba a ser muy ilusionante. Tanto que para el curso siguiente el club le inscribió como jugador de la primera plantilla, haciendo su debut en la Copa de la Liga y formando parte de la lista de jugadores que el club presentó para competir en la Liga de Campeones. Desde la temporada pasada, se ha convertido en un habitual de las alineaciones titulares del Auxerre.

Ntep es un atacante diestro, puede jugar en cualquier zona del ataque, pero suele hacerlo en banda. En cualquiera de las dos, aunque especialmente en la izquierda, a pierna cambiada. No muy alto, 1,80 de altura, pero con un tren inferior muy potente. Le encanta encarar, es consciente de que es su punto fuerte, y por ello lo busca con frecuencia. Recibe y sale enfilado buscando al defensor, haciendo gala de una enorme habilidad, rapidez, potencia y una gama muy variada de recursos para el desborde. De incidencia continua en el partido, la pide en todo momento, buscando con frecuencia el uno contra uno en espacios largos. Técnicamente notable, muy buenas recepciones de balón, siempre con la derecha, llama la atención que pese a ser diestro tenga muy buena salida en el regate por dentro en banda izquierda. En todo momento muy pegado a la línea de cal, esto otorga una gran amplitud al equipo y posibilita la apertura de la defensa rival. A veces peca de individualismo, pero no es un jugador egoísta, y en situaciones óptimas para finalizar no es extraño que opte por asistir. Trabajador incansable, se muestra solidario en el repliegue tras pérdida, persigue al rival y en muchas ocasiones consigue recuperar la pelota. Además tiene gol, tanto finalizando una jugada individual como empleando el disparo desde media distancia, ve portería con relativa frecuencia y no es reacio a rematar.

Ntep posee la doble nacionalidad franco-camerunesa. Ha lucido el gallo en su pecho en categoría sub-18, sub-19, sub-20, con la que disputó el torneo de Toulon, y actualmente milita en la sub-21. Con el Auxerre tiene contrato hasta 2015. El curso pasado disputó 34 encuentros, en los que anotó 8 goles y realizó 4 asistencias; en este ya suma 8 partidos, acumulando 3 dianas, más otros 2 tantos en los mismos partidos de Copa de la Liga. Jugador en clara línea ascendente, el Auxerre consiguió retenerle el pasado verano, algo que parece difícil de repetir en caso de no conseguir el ascenso.

lunes, 28 de octubre de 2013

Wylan Cyprien

La Ligue 2 es uno de esos campeonatos alejados de los grandes focos mediáticos y de los ‘cracks’ de relumbrón que copan los medios informativos día tras día, pero que sin embargo, concentra una ingente cantidad de talento, especialmente en lo que se refiere a jugadores jóvenes de enorme potencial y proyección. El ariete ‘gunner’ Olivier Giroud o el centrocampista del Mónaco Geoffrey Kondogbia, son algunas de las perlas que ahora lucen en el escaparate del primer nivel futbolístico y hasta hace no demasiado competían en la segunda división del fútbol francés. También hay cabida para equipos históricos algo venido a menos, como es el caso del Lens. Les Sang et Or pueden presumir de tener una de las escuelas más ricas y prolíficas del país. El citado Kondogbia o Rafael Varane, son algunos de los últimos en aparecer. Hasta el Félix Bollaert nos desplazamos para presentar a Wylan Cyprien, 18 años, (28 de Enero de 1995, Guadalupe, Francia).

En los últimos meses de la pasada temporada, Wylan Ciprien apareció con cierta frecuencia en el primer equipo del Lens. Eran las postrimerías de una campaña decepcionante para el conjunto galo, que terminó en mitad de la table de la Ligue 2. Con la llegada de Antoine Kombouaré al banquillo, Ciprien ha pasado a formar parte de la plantilla profesional de manera definitiva. Ha sido de la partida en 9 de los 11 choques disputados hasta el momento, y se puede afirmar que es uno de los hombres importantes para el ex técnico del PSG. Se puede considerar que Wylan es un producto casi puramente fabricado en el Racing Club Lens, en cuyos escalafones inferiores ingresó con apenas 13 años. Antes había militado de forma breve en el Paris FC. Su debut con el primer equipo se produjo en Enero de este mismo año, en la derrota que el Lens cosechó en el feudo del Dijon por 2-1.

Wylan Cyprien es un centrocampista diestro, de carácter ofensivo.  Kombouaré lo sitúa en un doble pivote, en un 4-4-2, donde le puede perjudicar que las líneas sean habitualmente bastante separadas. Sin una gran corpulencia, aún debe desarrollar su masa muscular, aunque eso no significa que sea para nada débil físicamente. No es un creador, de hecho no aparece de forma permanente por la base de la jugada, pero si se muestra constante en los apoyos, combinando con rapidez, empleando pocos toques, dándole así velocidad al juego. Tiende a ir hacia delante en todo momento, intentando aparecer por posiciones ofensivas. Le gusta asociarse, tiene buena relación con la pelota, dinamismo y calidad para dar fluidez al juego. Con mucha soltura y confianza en todo lo que lleva a cabo, ya se ha hecho dueño de la faceta a balón parado, botando faltas y saques de esquinas con frecuencia. Si lo ve claro no duda en ejecutar el disparo a portería. Es en la anticipación y en un mayor compromiso en la recuperación de la pelota, donde Kombouaré le está exigiendo que potencie sus prestaciones, con el objetivo de que explote su amplio recorrido y pueda manejarse de manera notable en un doble pivote.

Wylan Cyprien firmó recientemente su primer contrato profesional, que lo une al Lens hasta mediados del año 2016. Internacional sub-16 y sub-18 con la selección francesa, hace pocas semanas fue convocado con el combinado sub-19, para disputar partidos clasificatorios de cara a la Eurocopa que tendrá lugar en Hungría el próximo año. Puede que allí tengamos la oportunidad de seguir viendo su progresión, pero hasta que llegue ese momento, el joven Cyprian deberá continuar agrandando su figura en los esquemas de Kombouaré, en un equipo que actualmente ocupa posiciones de ascenso y pretende devolver al club a su hábitat natural.

martes, 22 de octubre de 2013

Ogenyi Onazi

La serie A vuelve a ser ese campeonato divertido y de gran nivel que aglutina partidos imperdibles. La falta de estrellas rutilantes en escuadras como Milan o Inter, han propiciado la aparición de otros equipos en la parte más alta de la clasificación, como el Napoli. La Juve de Conte sigue siendo el principal favorito. Y por si fuera poco, Rudi Garcia se ha inventado un nuevo candidato a luchar por todo. La Roma es el único conjunto de las grandes ligas que cuenta sus partidos por victorias, además desplegando un fútbol que está despertando expectación y una gran admiración. La otra parte de la ciudad, la ‘lacial’, no anda tan alborozada. El equipo dirigido por Petković, se ha instalado en la mitad de la tabla en este inicio de temporada, mientras camina con paso firme en la Europa League. No despierta una ilusión desmedida el bloque ‘Biancazzurri’, a pesar de que cuenta con un plantel contrastado y talentoso. De los jóvenes, llama la atención Ogenyi Eddy Onazi, 20 años, (25 de Diciembre de 1992, Jos, Nigeria), al cual vamos a analizar a continuación.

La carrera futbolística de Ogenyi Onazi echó a andar al formar parte de la Academia de Fútbol Pepsi. Ya en categoría juvenil, ingresó en los equipos menores del Warriors El Kanemi. Más tarde se trasladó a la segunda ciudad más poblada de Nigeria, para jugar en el Mi Pueblo, un club fundado en 2008 que da un gran protagonismo a los futbolistas jóvenes. Internacional en las categorías inferiores de la selección nigeriana, se proclamó subcampeón del mundo sub-17 en 2009, en un Mundial disputado en el propio país africano. Dos años más tarde, no fue citado al Mundial sub-20, pese a formar parte del equipo en varios entrenamientos, aunque su vida cambiaría en pocas semanas. Se incorporó al Lazio. Debutó en la 2011-12, aunque fue en los últimos meses de la temporada pasada donde su protagonismo se agrandó considerablemente.

Ogenyi Onazi es un centrocampista diestro, que puede actuar como mediocentro en un doble pivote o un poco más adelantado, haciendo las veces de interior, donde se encuentra más cómodo. De físico muy desarrollado, pese a no ser excesivamente alto -supera por poco el 1,70-, es fuerte, con un tren inferior robusto, una arrancada muy poderosa y de musculatura contundente. De perfil ofensivo, se ofrece en todo momento para ser quien arma el juego, distribuir y combinar, en ocasiones inclusive apareciendo por la base de la jugada, pese a no ser un creador puro. Muy buen manejo de balón, notable recepción y bastante precisión en el pase, tanto en corto como en envíos más prolongados. Es un jugador de gran recorrido, cuyo ámbito de influencia en la medular es muy amplio, y que tiende a devorar metros en busca de posiciones ofensivas, aunque le beneficiaría enormemente aparecer más por el área contraria. También ayuda en la resta, colabora activamente en la presión y no duda en encimar al rival o echarse al suelo para robar la pelota, a veces incluso pasándose de frenada.  

Sabedor de su futuro y de que es un futbolista con un alto margen de progresión, el Lazio tiene bien atado a Ogenyi Onazi hasta Junio del año 2016. El nigeriano ya se ha convertido en un jugador básico en los esquemas de Petković. Se convirtió en un jugador importante en los últimos meses del pasado curso, en el que el conjunto italiano consiguió alzarse con la Copa de Italia. Sus buenas actuaciones en Serie A le han servido para ser un habitual en las convocatorias de las ‘águilas verdes’,  con quién se proclamó campeón de la Copa Africana de Naciones a principios de este 2013.

lunes, 14 de octubre de 2013

Fabian Schär

La Europa League 2012-2013 será recordada como la del triunfo del Chelsea de Benítez ante un Benfica que en pocos días tiró al traste el extraordinario trabajo de todo un curso. Pero también será la del Basel. El equipo suizo, con el jugador Murat Yakin al frente, logró colarse hasta las semifinales, apeando a equipos de gran caché como Dnipro, Zenit o Tottenham. Su verdugo fue el citado Chelsea. Un rival que se ha vuelto a encontrar en el presente curso, pero en esta ocasión en la Champions. Los suizos fueron capaz de vencer en Stamford Bridge. Nadie lo había conseguido en fase de grupos en la última década. Es otra muestra más de que este conjunto va muy enserio, como ya pudimos observar la campaña anterior. Presenta un bloque donde predomina la juventud y proyección, que ha sido capaz de conservar casi en su totalidad, a excepción de Aleksandar Dragović, transferido al Dinamo de Kiev. Sin embargo, los Yann Sommer, Fabian Frei, Valentin Stocker o Mohamed Salah, no pasan desapercibidos para los grandes clubes. También Fabian Schär, 21 años, (20 de Diciembre de 1991, Wil, Suiza), en el que nos vamos a centrar a continuación.

Fabian Schär comenzó a darle patadas a un balón en las calles de Wil. Aquí, empezó su andadura en el club de su localidad, con apenas 8 años, donde pasó por todos los escalafones inferiores hasta llegar al primer equipo. Esto fue en 2009 y permaneció tres temporadas, llamando la atención de uno de los clubes más poderosos del país. Así fue como en el verano de 2012 se conoció su fichaje por el Basel F.C. Desde entonces, en poco más de un año, el joven Schär ha llevado a cabo un ascenso meteórico en su proyección. En su primera campaña en St Jakob-Park, se convirtió en uno de los pilares fundamentales de la gran campaña del Basel, tanto en el campeonato doméstico, donde se alzó con el título liguero, como en Europa, con el citado periplo que se alargó hasta las semifinales de la Europa League. Internacional sub-20, sub-21 y presente en los pasados Juegos Olímpicos de Londres, su gran año también le valió para ser convocado por Ottmar Hitzfield para la selección absoluta, con la que ya ha disputado 3 encuentros.

Fabian Schär es un defensa central diestro, que a simple vista ya destaca por su considerable corpulencia física, 1,86 metros de altura y unos 85 kg de peso aproximadamente. Schär se convierte en un zaguero distinto a la mayoría cuando la pelota aterriza en sus botas. Ahí muestra unas aptitudes técnicas notables, que emplea para dar una salida de balón limpia desde atrás. Le encanta salir conduciendo en carrera, mostrando una arrancada muy poderosa y en ocasiones corriendo muchos riesgos. Atentísimo en las coberturas y férreo en la marca, trata de seguir al delantero muy de cerca. A veces le falta un punto de velocidad de reacción y eso le puede hacer sufrir frente a atacantes rápidos. Con buen juego aéreo, también llama la atención su golpeo a portería desde media distancia, de hecho no es raro que se incorpore con la pelota controlada hasta posiciones ofensivas y acabe la jugada empleando el disparo. Esto le lleva a ejecutar una gran cantidad de libres directos e incluso a que se le pueda catalogar como un defensa ciertamente goleador. Además, con el paso de los partidos, Schär va ganando en seguridad y adquiriendo galones.

Con contrato en vigor con el Basel hasta Junio del año 2015, no sería de extrañar que en próximas fechas llamaran a su puerta clubes de campeonatos más poderosos. Mientras ese momento llega, Fabian Schär sigue creciendo y ganando en experiencia, tanto en la selección absoluta, con la que pretende ser una pieza importante en Brasil 2014, como en el Basel, bajo la batuta de Murat Yakin, y convirtiéndose en todo un baluarte de su equipo, que esta temporada aspira nuevamente a ser el centro de multitud de miradas en el escaparate europeo, con una gama de futbolistas aún semidesconocidos pero que prometen seguir regalando grandes momentos de fútbol.

jueves, 10 de octubre de 2013

Marcos Llorente

Desde que Florentino Pérez aterrizara en la presidencia del Real Madrid, allá por el año 2000, su fe en la cantera siempre ha estado en tela de juicio. En su primera etapa, bajo el lema de “Zidanes y Pavones”, el mandamás madridista pretendía conjuntar un plantel mezcla de estrellas y jugadores amamantados en la propia entidad. Pero lo cierto es que fue más una declaración de cara a la galería que una apuesta real. En ese equipo, los verdaderos canteranos consolidados fueron Casillas, Guti y Raúl. Todos con recorrido previo a esta política. Desde que Florentino volvió a ocupar el sillón presidencial, el gasto en materia de fichajes se ha disparado. Refuerzos multimillonarios como Kaka, Benzema o Coentrao, con Cristiano y Gareth Bale a la cabeza, han hecho estallar el mercado. Por ende, la cantera ha pasado a ocupar un papel casi anecdótico en el escaparate blanco. Esto cobra mayor relevancia si tenemos en cuenta que el Real Madrid posee una de las mejores y más prolíficas fábricas de jugadores del país, de la que se aprovechan multitud de equipos. Morata, Nacho o Jesé, son los últimos en aparecer. Por detrás vienen muchos más. Uno de ellos es nuestro protagonista de hoy, Marcos Llorente Moreno, 18 años, (30 de Enero de 1995, Madrid, España).

Hijo de Paco Llorente, sobrino de Paco Gento y nieto de Ramón Moreno Grosso, la carta de presentación del joven Marcos no puede estar más ligada a la entidad de Chamartín. Antes de ingresar en los escalafones inferiores madridistas, Llorente jugó en el C.D Las Rozas, desde el 2002 al 2006, para posteriormente militar una campaña en el Roceña y otra más en el Rayo Majadahonda. A partir de 2008 se ha ido formando en el fútbol base del Real Madrid, donde actualmente forma parte del equipo del Juvenil A blanco. También en categoría juvenil se ha proclamado este año campeón de la Copa del Rey. Ahora está disputando la UEFA Youth League, una réplica en categorías menores de la Liga de campeones, que la UEFA ha introducido para sustituir a la extinta NextGen Series. En su campeonato, el grupo V de categoría División de Honor, el juvenil madridista es líder, donde cuenta sus partidos por victorias -5 de 5-, y Llorente es un jugador clave para el técnico Luis Miguel Ramis.

Marcos Llorente es un mediocentro diestro, de 1,80 metros de altura y con una capacidad física aún por potenciar, lo que no le impide abarcar un gran espacio en la medular y llevar a cabo un gran despliegue durante los 90 minutos. En fase de contención suma una gran labor en la presión, notable capacidad de recuperación y precisión y seguridad en la entrega. Le vemos prestando continuas ayudas en línea defensiva, demostrando en todo momento un excelente posicionamiento. Pero a esto añade unas interesantísimas condiciones técnicas que le hacen convertirse en el motor del equipo. Sirve de apoyo en el inicio de la jugada, intentando que la salida de balón sea fluida. Con muy buena visión de juego, su gran precisión en los envíos en largos le posibilitan poner en práctica cambios de sentidos muy útiles para el equipo y superar así líneas de presión del rival. Posee una técnica individual más que suficiente para salir de la presión del rival y proteger la bola con suma habilidad. Su buen golpeo de balón hace que ejecute las jugadas a pelota parada, especialmente para asistir.
Como todo jugador de su edad, debe seguir desarrollándose, creciendo y puliendo ciertos defectos, como ser más regular en la fase constructiva del juego o añadir a su fútbol un plus de llegada a portería contraria. Mientras tanto, en Valdebebas se sigue cocinando a fuego lento una innumerable nómina de talentos, entre los que destaca Marcos Llorente, que como otros, esperan a que el Real Madrid vuelva a ser ese club que daba muchas opciones a los jugadores criados en la casa. 

lunes, 23 de septiembre de 2013

Hakim Ziyech

La regeneración continua es uno de los aspectos que caracterizan el modelo holandés. Los clubes sobreviven merced a los traspasos realizados, por lo que es habitual que cada temporada se marchen sus mejores hombres. El secreto del éxito está en la capacidad de reinventarse. En este escenario, una de las instituciones que se maneja como pez en el agua es el Heerenveen. Jugadores de cantera y refuerzos a bajo coste y, generalmente, con un amplio margen de revalorización. Es el plan trazado por este humilde club del norte de Holanda, que en los últimos años ha “fabricado” talentos como Jon Dahl Tomasson, Miralem Sulejmani o Klaas-Jan Huntelaar.El último en abandonar Abe Lenstra ha sido Filip Djuricic, quién este verano puso rumbo a Portugal para enrolarse en las filas del Benfica. El sustituto, como casi siempre, un completo desconocido para el gran público. Su nombre es Hakim Ziyech, su edad 20 años, (19 de Marzo de 1993, Dronten, Holanda).

El joven Hakim correteaba con la pelota pegada al pie por las calles de su localidad, Dronten, cuando apenas era un niño. Su primer equipo fue el modesto ASV Dronten, en el que permaneció hasta los 11 años, edad con la que pasó a formar parte de los equipos inferiores del Heerenveen. Su debut con el primer equipo se produciría en el verano de 2012, en un encuentro perteneciente a la Europa League, que enfrentó a su equipo ante el Rapid de Bucarest. Esa temporada aparecería hasta en tres ocasiones más en las alineaciones del primer equipo. Para este nuevo curso, Van Basten no lo ha dudado. Tras la baja de Djuricic, necesitaba un mediapunta, y el elegido era Hakim Ziyech, que ha pasado a ser a todos los efectos jugador del primer plantel, con el que ya ha disputado una decena de partidos y se ha convertido en uno de los fijos en las alineaciones de Van Basten en este inicio de temporada.

Hakim Ziyech es un volante de carácter ofensivo o enganche, que en el esquema de 4-2-3-1 que emplea el Heerenveen se desenvuelve como mediapunta, por detrás del delantero. Muy dinámico, su movilidad suele ser constante. También se puede adaptar a un dibujo de 4-3-3, actuando como interior. Con escasa masa muscular, pese a poseer una buena estatura -1,81 metros-, es un jugador muy delgado, que encuentra en el plano físico uno de sus mayores aspectos a progresar. Esta debilidad le perjudica especialmente en el cuerpo a cuerpo con el defensor. Zurdo cerrado, una cualidad técnica resalta sobre el resto en su juego: la visión de juego.  Su función es puramente creativa y tiene en mente en todo momento al delantero, con el objetivo de dejarlo en la mejor situación posible frente al portero. Combina rápido, esto le hace precipitarse en alguna ocasión, pero también colocar asistencias de primeras con gran acierto. Preciso en la entrega, tanto en corto como en envíos largos, con especial habilidad para asistir al espacio. Muy buena relación con la pelota, llevándola en todo momento muy pegada a su bota izquierda, se maneja bien en el regate, especialmente por fuera.

Sereno y seguro, llama la atención la soltura con la que responde a la responsabilidad que supone el estar jugando sus primeros partidos en la máxima categoría. Posee la doble nacionalidad holandesa-marroquí, aunque parece claro que defenderá la 'oranje', como ya ha hecho en categoría sub-21. Resulta llamativo que su contrato con el Heerenveen expire en Junio de 2014, aunque de seguir con esta proyección es de esperar que le renueven más pronto que tarde, antes de que el club presidido por Robert Veenstra sufra la pérdida de una de sus perlas más sugerentes.

martes, 20 de agosto de 2013

Zakaria Bakkali

Un lustro después de hacerse por última vez con la el título de campeón de la Eredivisie, el PSV aspira a volver a recuperar el cetro del balompié holandés, a la par que también anhela obtener un billete que le permita participar en la próxima edición de la Champions League. Para ello, el club del Philips Stadion ha decidido encargar tan ilusionante proyecto a Phillip Cocu –quién ya ocupara este puesto de forma interina en 2012- y plagar la plantilla de gente muy joven, con un tremendo futuro y hambre de triunfos. Tal es la lozanía que rezuma el cuadro de Eindhoven, que en la previa de Liga de Campeones frente al Zulte Waregen la media de edad del once utilizado por Cocu era de 20,9 años. Ahora, jugadores de exiguo recorrido en la élite, como son Karim Rekik, Joshua Brenet o Adam Maher –este con algo más de experiencia tras su gran temporada en Alkmaar- serán piezas importantes en el esquema de Cocu, aunque hasta el momento, las miradas se las está llevando Zakaria Bakkali, un adolescente de apenas 17 inviernos (26 de Enero de 1996, Lieja, Bélgica), que está sorprendiendo a todos con una irrupción meteórica.

Zakaria Bakkali es la última perla de la cada día más prolífica escuela belga, que desde bien pequeño ha dado buena muestra de su talento. Su primer equipo fue el RFC de Lieja, en el que estuvo desde el 2003 al 2005. De ahí partió a la cantera del Standard, donde los técnicos del PSV lo ‘cazaron’ para incorporarlo al club tulipán en el año 2008, incorporándose Bakkali a las divisiones menores del conjunto de Eindhoven. En 2011 fue elegido en la Nike Cup como mejor jugador joven del mundo. Dicho trofeo se disputó en la ciudad de Manchester, y por entonces ya se hablaba de un posible interés del City en llevarse al emergente genio belga. Hace pocos meses participó en el torneo de Toulon con la selección de Bélgica para menores de 21 años, donde a pesar de que no fue un titular indiscutible, sí dejó detalles más que interesantes que ahora está confirmando con el primer equipo del PSV. Con ascendencia marroquí, Bakkali parece tener claro que su selección es la belga, camiseta que ha defendido en categoría sub-15, sub-16, sub-17, sub-21 y ya ha sido llamado por la selección absoluta, con la que fue convocado recientemente para el amistoso ante Francia.

Zakaria Bakkali es un volante de perfil netamente ofensivo, que puede hacer perfectamente las veces de extremo, escorado generalmente a la banda derecha, aunque también lo podríamos encontrar en el carril central, con una mayor libertad de movimientos. Pequeño, ágil, dinámico, y con unas piernas bastante poderosas, Bakkali encuentra en la rapidez una de sus grandes armas, haciéndolo todo a gran velocidad. De excelente relación con la pelota, le gusta llevarla muy pegadita al pie, siendo capaz de ir muy rápido en carrera y a la vez conduciendo con gran precisión, pero en ocasiones se excede en la posesión, debiendo aprender a soltarla antes. De regate eléctrico, es diestro, aunque a decir verdad maneja ambas piernas con notable destreza, esto le hace poder salir por ambos perfiles a la hora de desbordar. Mucho dinamismo en la zona de tres cuartos, donde es habitual verle permutar de posición durante el partido, no es reacio a intervenir en la creación, donde demuestra una buena capacidad combinativa. No se esconde en el trabajo defensivo, aunque a veces se muestra algo tosco y demasiado vehemente en la presión. Le gusta ejecutar el disparo a portería, sabedor de que tiene un poderoso golpeo con ambas piernas. Su facilidad goleadora ha hecho que su fútbol se manifieste con mayor rotundidad, de hecho ha anotado 5 goles en los 4 partidos oficiales que ha disputado con el PSV.

La progresión de Zakaria Bakkali no pasa desapercibido para nadie, pero el PSV anduvo hábil el año pasado, ampliando su contrato el 2015.  Ahora, el joven belga empieza a destapar el tarro de las esencias, confirmándose como uno de los grandes estiletes de este remozado PSV, con el que ya ha batido el record de precocidad en anotar un hat-trick en la Eredivisie, y apuntando a una selección, la de Bélgica, que espera con los brazos abiertos al enésimo talento que ha sido capaz de producir en los últimos tiempos, como Marruecos e incluso Holanda, intentan seducir al joven Zakaria para que defienda a sus respectivas naciones.

lunes, 17 de junio de 2013

Yuri Mamute

Con las grandes ligas finalizadas y las olas del mar acercándose para muchos, se avecina la Copa Confederaciones para saciar en parte la necesidad de los futboleros. A priori, tres favoritos claros: España, Italia y Brasil. Los de del Bosque siguen siendo el candidato a todo, el ejemplo a seguir por tantos y tantos, que intentan imitar un estilo victorioso a la par que vistoso. Italia, con un patrón de juego distinto a otras épocas, como comprobamos en la última Euro, aspira a ganar gustando, algo ciertamente novedoso en el combinado 'azurro'. Y Brasil. Los de Scolari llegan con problemas, hace tiempo que su puesta en escena no enamora. Con una liga como la carioca, cada día más competitiva, llama la atención que el combinado nacional no termine de ser un conjunto fiable. Y no es solo la absoluta, también los escalafones inferiores se están acostumbrando a desplegar un fútbol lejos de la brillantez de antaño. Eso sí, hay una cosa que sigue intacta, la capacidad de generar futbolistas de talento innato. En calidad y cantidad, Brasil es una fuente inagotable que no deja de presentarnos diamantes por pulir. De uno de ellos vamos a hablar en este artículo. Su nombre es Yuri Souza Almeida, aunque todos le conocen como Yuri Mamute.

A pesar de que su complexión física pueda parecer una cosa bien distinta, Yuri Mamute apenas tiene 18 años recién cumplidos, (7 de Mayo de 1995, Porto Alegre, Brasil). Formado en las categorías inferiores del Gremio de Porto Alegre, como él mismo ha comentado en alguna ocasión, durante su etapa de formación ha tenido más de una propuesta para abandonar la cantera del equipo 'tricolor'. El debut con el primer equipo de Gremio llegaría en Octubre de 2011, cuando el técnico Celso Roth le brindó la oportunidad de disputar 45 minutos ante el Coritiba, cuando tan solo contaba con 16 años. No ha sido hasta este 2013 cuando ha dado el salto definitivo al primer plantel, disputando esta campaña 5 partidos, en los que ha anotado 2 goles. Ya es internacional con la selección sub-20 brasileña, con la que recientemente ha disputado el Torneo Esperanzas de Toulon, en el que además de coronarse campeón con su equipo, ha sido elegido como mejor jugador del campeonato.

Yuri Mamute es un atacante que a simple vista ya destaca por su complexión física, una fuerza y potencia bastante inusual en alguien de su edad. Con un tren inferior muy vigoroso, es una auténtica roca. Puede desempeñarse tanto en el carril central como escorado a cualquiera de las bandas, encontrándose cómodo en ambos perfiles. Zurdo, pero con buen manejo de la derecha. Recibe y encara, haciendo gala de una temible arrancada en carrera, con la que es capaz de llevarse a su par. No anda exento de habilidad y de capacidad técnica, pero su fútbol brilla más con espacios, cuando de verdad puede explotar esas cualidad físicas privilegiadas. Trabajador y solidario en el esfuerzo. No encuentra inconvenientes para perseguir al lateral, colaborando así en la parcela defensiva. Posee una aptitud más que interesante para ver portería con relativa frecuencia, mostrándose muy oportunista, pudiendo aparecer por cualquier zona del área, y acarreando peligro incluso como cabeceador. Tiene que mejorar en algunas recepciones, donde peca de imprecisión cuando el rival le encima.

La exuberante constitución física de Yuri también le ha dado algún que otro quebradero de cabeza, ya que como suele ocurrir en futbolistas de tal masa muscular, es propenso a adquirir más peso del ideal, motivo por el cual el Gremio decidió que trabajase con un nutricionista. Conscientes de su futuro, el club portoalegrense ha cifrado la cláusula de rescisión de Mamute en 35 millones de €. Sin embargo, su contrato expira en Junio de 2014. Si continúa en Gremio o emigra, ya lo veremos. Mientras, el fornido Yuri empieza a labrarse un nombre en el mundo del fútbol.


miércoles, 12 de junio de 2013

Jesús Manuel Corona

Selecciones como España, Alemania o Francia, acostumbran a mostrar categorías inferiores muy potentes, con multitud de futbolistas que desde muy temprana edad empiezan a apuntar muy alto. Es habitual que ya en categoría sub-20 o sub-21 estos combinados presenten unos equipos repletos de jugadores que con frecuencia militan en la máxima categoría. Pero también hay otros países que comienzan a colmar de talento las divisiones menores. Fruto, sin duda, de un exhaustivo trabajo de cantera, que les ha hecho crecer y desarrollarse de manera relevante. Gran presente, glorioso futuro. Es el caso de Bélgica, Colombia o México. Centrándonos en el balompié azteca, vemos que es un fútbol en plena expansión. Su liga resulta cada vez más atractiva para el expectador y apetecible para el futbolista extranjero. Campeones del último Mundial sub-17, terceros en el sub-20 y medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres. Vienen pisando fuerte. Ahora, la selección absoluta apunta a la Confederaciones, mientras que la sub-20 lo hace a la copa del mundo de Turquía. Individualmente, los Gio dos Santos o Carlos Vela son referencias en sus clubes. El horizonte se descubre más que ilusionante, merced a perlas como Jesús Manuel Corona Ruíz, 20 años, (6 de Enero de 1993, Hermosillo, México).

Jesús Manuel Corona, también llamado 'Tecatito', se ha formado en los escalafones inferiores de Rayados de Monterrey, club con el que alcanzó el profesionalismo en Agosto de 2010, tras debutar en un choque frente Atlante, en el Apertura mexicano. El nombre de Corona empezó a colarse en las agendas de grandes equipos el pasado mes de Diciembre, cuando tuvo una destacada actuación en el Mundial de clubes, anotando un par de tantos que ayudaron a Rayados a conseguir el tercer puesto. Internacional sub-20 con la selección 'tricolor', a principios de este mismo año disputó el campeonato de dicha categoría de la Concacaf, de la que se proclamó campeón. En las últimas semanas, ha participado con el mismo combinado en el Torneo Esparanzas de Toulon, del cual ha sido elegido como jugador revelación. 

Creatividad, imaginación y un talento innato. Son algunas de las cualidades que reúne Corona, y que lo hacen un jugador de extraordinario porvenir. Atacante diestro, suele jugar escorado en banda derecha, aunque a decir verdad se encuentra cómodo partiendo desde ambos perfiles, a lo que ayuda también que maneja con soltura su pierna izquierda. Eso sí, su fútbol requiere cierta libertad de movimientos. Muy bajito, rápido y tremendamente hábil, la falta de estatura, lejos de convertirse en un hándicap, le ayuda para ser más escurridizo en el objetivo de huir del rival. Descarado, atrevido y con gran desparpajo. De superlativo nivel técnico, lleva la pelota siempre muy pegada al pie, haciendo gala de una brillante destreza para desbordar en el uno contra uno. Le enseña la pelota al defensor a la misma velocidad que se la esconde. Se para en seco y cuando menos se espera, cambia de ritmo y se muestra intratable una vez que arranca. Son solo algunos de su amplia gama de detalles ciertamente lujosos.  Necesita interferir continuamente en el partido, para con su movilidad y participación colaborar en la generación de juego ofensivo. Posee esa capacidad para generar peligro de cualquier jugada que pase por sus botas. Buen pasador, aunque en ocasiones algo individualista, la faceta realizadora es algo que debe pulir.

Corona tiene aún por delante un amplio margen de mejora, pero su magnífico potencial empieza a llamar la atención en Europa. En los últimos tiempos se le ha relacionado con el Oporto, así como con varios equipos italianos como Lazio, Fiorentina o incluso Juventus, pero de momento, a la espera de un expectante Mundial sub-20, el emergente talento azteca sigue perteneciendo a Monterrey, con el que continúa teniendo contrato de canterano.

viernes, 31 de mayo de 2013

La ilusión reside en A Madroa: Yelko Pino y Santi Mina

Salvo honrosas excepciones, la mayoría de clubes otorga un papel principal a la cantera cuando la situación es especialmente complicada. En casos de tesituras ecónomicas muy limitadas o cuando se produce un descenso. En Vigo conocen bien esta película. Allí, los Hugo Mallo, Roberto Lago o Iago Aspas entre otros, se hicieron mayores en un contexto impregnado de presión, incertidumbre e inestabilidad. Fueron piezas claves en el equipo que consiguió devolver a los 'celtiñas' a su habitat natural. Pero mañana, el celtismo volverá a vivir un momento crítico. De ganar o perder -y también de lo que haga el eterno rival de los celestes, el Depor-, depende todo. Si la suerte les acompaña, seguirán, al menos, una campaña más en Primera. De lo contrario, tendrán que volver a empezar la casa por los cimientos. Si ocurre lo segundo, A Madroa, la factoría de talentos de la institución viguesa, volverá a acudir al rescate con material que hacen ilusionarse a la hinchada celeste.

Yelko Pino Caride

Nacido en Vigo hace apenas 16 años,  (30 de Octubre de 1996) y formado en los escalafones inferiores celestes, en los que ingresó en 2007, procedente del Santa Mariña , Yelko Pino está considerado como uno de los más firmes talentos de futuro del club gallego, aún cuando la mayoría de edad le queda lejos. No ha debutado con el primer equipo de forma oficial, aunque el ex-entrenador del Celta Paco Herrera si le dio la oportunidad de jugar entre los profesionales en un amistoso ante el Lugo, disputado en Balaídos. Ha vestido la camiseta de la selección española en categoría sub-16 y sub-17 .  El pasado mes de Febrero el Celta decidió atarlo hasta el 2018.

¿Quién es Yelko Pino?. Pues un jugador que todos los admiradores del fútbol asociativo, del juego más elaborado y que gustan de ver a la pelota transitar de una forma fluida hasta la portería, estarían encantados de conocer, si no lo han hecho aún. Se trata de un mediapunta diestro, que también puede hacer las veces de interior. Pequeño, muy pequeño, quizás ese sea su mayor inconveniente, no solo por la falta de centímetros, si no porque su físico es extremadamente liviano, algo que le hace sufrir sobre todo en el cuerpo a cuerpo con el defensor. Arranca por detrás del punta, aunque es habitual que lo acompañe en la presión a la salida de balón rival, sin embargo, baja a recibir hasta la medular cuando la pelota es posesión de su equipo, para empezar a construir la jugada. El principal cometido de Yelko es actuar como conector entre los mediocentros y los delanteros. Rápido y muy hábil, se ofrece en todo momento. Fantástico técnicamente, con gran visión de juego y buen toque de primeras, lo que permite darle velocidad y fluidez al juego.  Es  de esos jugadores capaz de dar pausa y marcar los tiempos del partido. El generador de fútbol que todo conjunto agradece.

Santiago Mina Lorenzo

Es la joya de la corona de la cantera 'olívica'. El máximo exponente de esa fuente inagotable de talento en la que se ha convertido A Madroa. Decir Santi Mina, 17 años, (7 de Diciembre de 1995, Vigo, España), por Vigo y sus alrededores es sinónimo de ilusión y expectivas para el Celta y los suyos.  Internacional sub-18 y sub-19 con España, todas estas esperanzas están argumentadas en el rendimiento de un jugador que ha realizado una temporada que difícilmente olvidará. 27 goles en 17 encuentros con el juvenil A del Celta, debut fugaz en primera división y su colaboración, con goles, por supuesto, para que el filial consiga el ascenso a 2ª B -algo en lo que anda todavía enfrascado-. Esto no ha pasado desapercibido para ningún club, por lo que el Celta se ha asegurado a su perla hasta 2018.

Desequilibrante. Si tuviese que definir a Santi Mina con una sola palabra, probablemente fuese esa. Pese a ser diestro, parte desde la izquierda, como 'falso' extremo, pero entre ceja y ceja tiene la portería. Con un físico que está en plena formación, es ya un jugador muy potente, fuerte, con buena envergadura y una musculatura bastante desarrollada. De técnica superlativa, vertical y muy buen manejo de balón en carrera, le encanta encarar, desafiar al oponente en el uno contra uno, mostrándose temible para su par cuando arranca. Posee una gran destreza para regatear en espacios cortos, y confía mucho en su fuerte y colocado disparo desde media distancia. En ocasiones resulta aplastante la superioridad con la que deja a rivales en el camino o resuelve de la mejor manera la jugada. Puro talento. Con una notable habilidad, se deja caer por el carril central de forma constante. A todo eso suma gol, mucho gol, una clarividencia suprema cuando de colocar la bola entre los tres palos se refiere. Debe ganar en regularidad y en ocasiones, ser menos individualista, aspectos que a buen seguro pulirá con el tiempo y el paso de los partidos.

El presente más inmediato se manifiesta con una tensión infinita para todo lo que concierne al Real Club Celta, pero el futuro pinta mucho mejor, gracias al buen trabajo de cantera y a la aparición de jugadores como los aquí analizados, u otros como el guardameta Yago Novoa, el lateral derecho Pablo Pérez, el central David Costas, el centrocampista Levy Madinda, o el ariete Thaylor. En Vigo hay materia prima.

viernes, 10 de mayo de 2013

Ezequiel Cerutti

Pasión incondicional. Si hubiese que describir al fútbol argentino con dos palabras, probablemente fuesen esas. Pero, en lo que se refiere al juego en sí, ¿qué nos podemos encontrar?. Compleja respuesta. Siempre apetece ver un partido de la liga argentina, pero en los últimos tiempos resulta harto difícil encontrar diversión en alguno de ellos. Eso no significa que no haya alicientes suficientes que hagan del argentino un fútbol atrayente. Lo es, y mucho. Por ejemplo, una de sus grandes armas de seducción es la facilidad para dar a conocer nuevos talentos. Argentina es un hervidero constante de prematuros y prometedores futbolistas, tanto en la máxima categoría, como en la B Nacional, la segunda división del fútbol argentino, un campeonato cada vez más competitivo. En él nos vamos a adentrar. Nos desplazamos a Junín, ciudad de la provincia de Buenos Aires. Allí juega Sarmiento, también conocido como 'los guerreros'. Un club humilde que ha militado apenas un par de temporadas en la Primera división. Ahora quieren y pueden volver. Pese a ser uno de los recién ascendidos, el cuadro comandado por Sergio Lippi se encuentra 4º, a 6 puntos del ascenso, cuando todavía quedan 18 por disputarse. Es un equipo competitivo, compacto y sobrio en defensa, donde hay poco lugar para las florituras. El elemento más distinto y diferenciador de este Sarmiento, se llama Ezequiel Cerutti, 21 años, (17 de Enero de 1992, Junín, Argentina).

No está al alcance de demasiados futbolistas el poder vestir de manera profesional la camiseta del club del que eres hincha. Ezequiel Cerutti si ha tenido esa suerte. Entró a formar parte de las categorías inferiores de Sarmiento cuando solo contaba con 7 años y en él se ha formado hasta llegar al primer equipo, oportunidad que tuvo a los 17. Internacional sub-20 con el combinado albiceleste, Cerutti, o 'el pocho' como también se hace llamar, ha tenido posibilidades de marcharse a equipos de mayor renombre. Donde más cerca estuvo de recalar fue en Banfield, pero también el pasado mes de Enero llegaron ofertas a las oficinas juninenses. Se habló de San Lorenzo o incluso de Boca Juniors, pero sobre todo de Lanús, que estaba vivamente interesado en su contratación. Finalmente se quedó, y es uno de los pilares del equipo de Lippi, con el que ha disputado 28 encuentros, anotando 4 dianas y 2 asistencias. 

Ezequiel Cerutti es un atacante diestro, de gran movilidad, que puede actuar en cualquiera de las dos bandas, en especial la derecha, su posición original, como en la punta del ataque, acompañado de un delantero que ejerza como referencia y le permita tener más libertad de movimientos. Es habitual que casi la totalidad de jugadas de ataque de Sarmiento pasen por las botas de Cerutti, que demuestra una gran incidencia en el juego siempre que su equipo ataca. Lo intenta en todo momento, moviéndose continuamente, realizando desmarques de ruptura sumamente inteligentes. Con una gran punta de velocidad, descarado y escurridizo, le gusta encarar al defensor por fuera, buscando aprovechar su rapidez en el uno contra uno, en el que dispone de una excelente habilidad para deshacerse de rivales, lo que le lleva a recibir multitud de faltas. Juega mucho con su cuerpo, para amagar y proteger la pelota, mostrársela a su marcador para luego diblar en el último momento. Con una aceptable técnica individual, posee en el centro al área desde la banda otra de sus virtudes. Pese a ser un jugador trabajador, debe pulir la regularidad en su juego, así como mejorar en la toma de decisiones, donde a veces se muestra demasiado individualista. A poco que mejore en esos aspectos y crezca su potencial goleador, Cerutti se puede convertir en uno de los atacantes más interesantes del país.

El pase de Ezequiel Cerutti está dividido, entre un 20% que pertenece a Sarmiento, y un 80% que es propiedad de un grupo empresario. En principio, el club verde no es reticente a vender a su figura en ciernes, algo que ya ha estado a punto de suceder. Mientras tanto, 'el pocho' intentará hacer historia con el equipo de su alma, disputando los que pueden ser sus últimos partidos en Sarmiento, luchando por el sueño del que sería el segundo ascenso en apenas un año.


martes, 16 de abril de 2013

Mohamed Salah

La extinta UEFA, ahora denominada Europa League, eternamente relegada a un segundo plano por el prestigo de la Champions, presenta esta temporada uno de los carteles más apetecibles de sus últimas ediciones, en el que se dan cita cuatro conjuntos que se encuentran a un paso de la final. Dos de ellos, Chelsea -vigente campeón de Europa- y Benfica, soñaban a principios de curso con llegar lejos en la liga de campeones. Para los otros dos, Fenerbahce y Basilea, ya es un logro estar en semifinales. Los suizos arrancaron la temporada de forma dubitativa, tanto que el joven Murat Yakin se hizo cargo del equipo, sustituyendo a Heiko Vogel. En liga han experimentado una gran remontada, ostentando ahora el liderato. En la Europa League, se han mostrado como uno de los tapados, superando la fase de grupos como segundo, avanzando rondas sin hacer ruido y dejando en la cuneta a rivales en teoría sensiblemente superiores, como Dnipro, Zenit o Tottenham. Allí, en Londres, se presentaron Yakin y los suyos sin complejos, dispuestos a plantar cara a uno de los 'cocos' del torneo. Y vaya si lo consiguieron. Ordenado, valiente y peligrosísimo a la contra, el Basilea arrancó de White Hart Lane un 2-2 que después se repetiría en Suiza. Pero sobre todo, dejó esa grata impresión de equipo al que gusta ver jugar al fútbol. Protagonistas directos de esas sensaciones fueron las alas del conjunto suizo en ese partido. Por el costado zurdo, Valentin Stocker. Por el diestro, os presento al futbolista sobre el cual trata este artículo, Mohamed Salah, de tan solo 20 años, (15 de Junio de 1992, Gharbia, Egipto).

La aún corta historia de Mohamed Salah, es la de un joven que empieza a despuntar en un equipo humilde, y cuya calidad, unida también a un cúmulo de circunstancias, le hacen dar el salto desde un país con poca tradición balompédica, a un club histórico aunque modesto, del fútbol europeo. Los primeros pasos de Salah con la pelota fueron en el humilde Mokawloon al-Arabel. De ahí pasó al Arab Contractors, con el que ya militaba en la máxima categoría del fútbol egipcio cuando el año pasado el campeonato fue suspendido por la tragedia de Port Said, que originó la muerte de 74 personas. La ausencia de competición doméstica propició que la selección sub-23 de Egipto, donde Salah fue convocado, disputase un amistoso ante el Basilea. Sus virtudes eran conocidas por rectores del club suizo, pero a partir de aquel día lo serían aún más. Mohamed Salah necesitó apenas 45 minutos para hacer dos goles y demostrar a la dirección deportiva del Basilea de que en su figura se hallaba un diamante en bruto. Le propusieron entrenar con el equipo, conocer las instalaciones del club y la ciudad. Una invitación que no podía rechazar. Apenas un mes más tarde se hizo oficial la contratación. Internacional en categoría inferiores con Egipto, disputó el Mundial sub-20 de Colombia en 2011. El pasado verano dejó en muy buen lugar a los responsables de unirle al Basilea, al dar un rendimiento más que notable con el combinado egipcio sub-23 que disputó los Juegos Olímpicos. Convirtió 6 dianas y su juego rayó a muy buen nivel, llegando con su selección hasta los cuartos de final. 

Mohamed Salah es un atacante que puede desenvolverse en cualquier zona de la mediapunta, tanto en el carril central, como por cualquiera de las dos bandas, aunque lo más habitual es verle escorado en el costado derecho, a pesar de zurdo. Muy dinámico, frecuentemente se le ve permutar de posición durante el partido. Lo primero que llama la atención del fútbol de Salah es el gran impacto que tiene en el juego de su equipo. Participa continuamente, reclama la pelota, no se esconde nunca y no tiene el menor reparo en intentarlo, por difícil que pueda parecer, algo a destacar teniendo en cuenta su juventud. Sus virtudes físicas no las encontramos en la corpulencia ni en la fuerza, pero si en una velocidad y explosividad de las que hace uso constantemente. Está dotado de una técnica individual muy depurada, algo que muestra tanto en la conducción de balón como en el regate, una de sus características más espectaculares y utilizadas. Le encanta sortear contrarios, desafiar continuamente a su par en el uno contra uno. Se maneja a las mil maravillas cuando encuentra espacios, donde explota su rapidez y verticalidad, saliendo desde una banda pero con tendencia a buscar portería, haciendo gala de una interesante facilidad goleadora, además de una buena capacidad para asistir. Con el paso de los partidos debe pulir algunos aspectos, como mejorar en la toma de decisiones, errónea en muchas ocasiones, así como en el exceso de individualidad, siendo habitual que abuse de la posesión de la pelota. Tiempo tiene para ello.


Este curso ha disputado 20 encuentros de liga, en los que ha anotado 5 goles y repartido 3 asistencias. Otra diana, y 5 pases de gol, son sus números en los 12 choques en los que ha jugado en la Europa League. Tiene contrato con el Basilea hasta junio de 2016, aunque es un jugador en plena progresión y no sería de extrañar que a su puerta llamase alguna de las grandes ligas en un futuro no muy lejano. Mientras, Mohamed Salah sigue creciendo tanto con la selección absoluta de Egipto, en en la que ya es un habitual, como en un Basilea que sueña con conseguir el 'triplete' esta temporada. 

jueves, 21 de marzo de 2013

Jean-Paul Boëtius

El fútbol está plagado de nefastas gestiones que han propiciado que equipos cuya historia y grandeza son enormes, hayan atravesado largas temporadas lejos de su habitat natural. Esta película se la conocen por Rotterdam, donde todo un campeón de Europa como el Feyenoord, ha ido pegando bandazos en los últimos tiempos, pasando sin pena ni gloria por la Eredivisie. Todo esto parece haber cambiado, y uno de los tres grandes del balompié tulipán por excelencia da indicios de volver por sus fueros. De la mano de Ronald Koeman, los 'feyenoorders' cosecharon en el curso pasado un meritorio subcampeonato, y en la presente campaña aspiran a estar en la lucha por el título hasta el final. El técnico rubio, al que en ninguno de los equipos a los ha dirigido le ha temblado el pulso a la hora de darle la alternativa a precoces talentos, ha conseguido formar un equipo muy reconocible, con una presión agresiva y la intención de cosechar un fútbol elaborado a la par que vertical, como señas de identidad. Además, el Feyenoord cuenta con una de las escuelas de jóvenes más prolíficas, no en vano ha conseguido por tercer año consecutivo el premio Rinus Michels a la mejor cantera del país, y eso se puede ver en las alineaciones habituales que suele sacar Koeman, donde Stefan de Vrij, Martins Indi o Jordy Clasie, son piezas fundamentales a pesar pasar ligeramente la veintena de años. Todos empiezan a sonar para grandes clubes, como a buen seguro sonará de seguir así, Jean-Paul Boëtius, 18 años, (22 de Marzo de 1994, Rotterdam, Holanda).

Boëtius ingresó en los equipos menores del Feyenoord en el año 2000, cuando tan solo contaba con 6 años. Antes, y tras destacar en el modestísimo HOV/DJSCR, pudo formar parte tanto del Excelsior como del Sparta de Rotterdam, el eterno rival Feyenoord, pero decidieron no darle la oportunidad que si le brindaron en De Kuip. Internacional sub-17, sub-19 y sub-21 -con la que debutó a principios de este mismo año- con la selección 'oranje', en los escalafones inferiores ha ido superando etapas casi a la misma velocidad a la que sus piernas recorren metros. Una vez repuesto de una grave lesión de rodilla, el pasado mes de Octubre Koeman decidió darle la oportunidad con el primer equipo. El escenario de su debut no podía ser más estelar, un De Kuip abarrotado que esperaba al máximo rival, el Ajax. La respuesta del joven Boëtius, gol incluido, fue tan gratificante que desde entonces se ha convertido en un fijo en los esquemas del otrora defensor blaugrana.

Jean-Paul Boëtius lleva adherida la impronta de la característica escuela de extremos holandeses. Diestro, aunque se puede desenvolver en cualquiera de los dos perfiles, en el 4-3-3 que suele emplear el Feyenoord le vemos habitualmente en el flanco izquierdo del ataque. Descarado y con gran desparpajo, está permanentemente en movimiento y busca participar en todo momento. Rapidísimo, con una gran aceleración, eléctrico, tremendamente hábil y sumamente ágil. Muy vertical, una de sus jugadas predilectas es arrancar desde banda para meterse hacia el centro buscando el disparo a portería, algo que intenta en cuanto tiene ocasión. Muy revolucionado en algunas ocasiones, eso le lleva a precipitarse en la toma de decisiones. Con buena altura, algo desgarbado en sus movimientos y bastante liviano, debe ganar en masa muscular, ya que en el cuerpo a cuerpo con el defensor tiene todas las de perder. Con buen centro, en cuanto recibe la pelota no duda en encarar al rival, mostrándose muy incisivo, buscando el desequilibrio en el uno contra uno, para explotar su rapidez y la buena conducción de balón, que le hacen ser muy difícil de parar en carrera. Dotado de una excelente técnica individual, también puede jugar por detrás del delantero, e incluso en ocasiones se le ve aparecer por la medular, ayudando en la creación.

Sus buenas actuaciones también le han valido la llamada del seleccionador holandes Louis Van Gaal, para los partidos de clasificación que la selección holandesa debe disputar ante Estonia y Rumania. El Feyenoord es muy consciente del fúturo que le aguarda a Boëtius, por eso lo tiene bien atado hasta Junio de 2016, fecha en la que expira su contrato. Antes, seguro que no tardará en llegar el interés de otros equipos, pero eso es el futuro. En el presente, Jean-Paul Boëtius se ha convertido en uno de los baluartes de 'Het Legioen', que con la juventud al poder, pretende coronarse como campeón de la Eredivisie, algo que se le resiste desde la temporada 1998-99.